Arrancábamos la temporada trabajando como fotógrafos de boda en Tenerife con una boda hecha de mezcla de andina y volcánica.

La sesión preboda es un buen calentamiento para los fotógrafos de boda, sobretodo si está regada con brindis y champán.

Antes de que llegara el día, dejamos un espacio para encontrarnos y dar espacio al color, la arquitectura canaria y la luz de reflejos caprichosos a última hora de la tarde. Ellos son una pareja con la que conectamos como fotógrafos de su boda desde su norte de Europa temporal, a nuestro sur de Europa permanente. La nuestra fue de ese tipo de conexión que se sustenta por pequeños detalles en común… el amor al arte, una profesión que es la suya y que fue parte de mis nanas, el nomadismo, el romanticismo suave y con humor. Los colores básicos en todo su degradado llenaron las horas y las imágenes. Como una manera de reír, de irse soltando. Como la manera de conjugarse el dorado de la luz y del champán. Como unas ganas crecientes de formar parte como fotógrafos de boda de un fruto de mestizaje que pronto veréis en nuestra web.

PrebodaR&A01red

PrebodaR&A03red PrebodaR&A04red PrebodaR&A05red PrebodaR&A06red PrebodaR&A07red PrebodaR&A08red PrebodaR&A09red PrebodaR&A10red PrebodaR&A11red PrebodaR&A12red PrebodaR&A13red

0

 me gusta / 0 Комментариев
Comparta este Articulo:

Archivos

> <
Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec
Jan Feb Mar Apr May Jun Jul Aug Sep Oct Nov Dec